IJAS
Gobierno de Jalisco Ijas

 

 

Historia

 

La sociedad en que vivimos ha pasado por numerosos cambios en el transcurso de las últimas décadas. Hemos experimentado un nuevo orden económico mundial la globalización ha incidido en la forma como nos relacionamos y convivimos con los demás, en la manera de pensar y de sentir. Han surgido nuevos liderazgos y se han generado otras oportunidades para beneficio de la sociedad, pero al mismo tiempo enfrentamos antiguas y modernas carencias.

Sin lugar a dudas, la existencia de sectores vulnerables de la ciudadanía, entre los que se cuentan ancianos, niños sin familia ni hogar, discapacitados y enfermos, entre otros, han representado una problemática difícil de resolver en cualquier tiempo y bajo cualquier orden económico.
En Jalisco, la asistencia social privada siempre ha contado con la salvaguarda de personas entregadas en cuerpo y alma a los más necesitados, los abandonados por el conjunto de la sociedad.

Sería imposible mencionar a todos y cada uno de aquellos que inspirándose en el amor a su prójimo han hecho hasta lo imposible para mejorar la situación de su comunidad. En sí, se distinguen por su altruismo, su entrega desinteresada. La mayoría de ellos se inscriben en el anonimato. Y no sólo son desconocidos para nosotros, también son, antes que nada, voluntarios.

Desde quien dirige una casa hogar para los niños de la calle y gestiona cuanto recurso le es dado para salir adelante en el día a día, la enfermera que cura a los enfermos de lupus o de diabetes, el empresario que dona una parte de sus ganancias para una comunidad de jóvenes con síndrome de Down, la cocinera de un asilo de ancianos, la psicóloga que trata a mujeres maltratadas o el director de una orquesta conformada por niños sordomudos.
No importa si uno recolecta dinero para alimentar a personas indigentes o si otros enseñan a personas con discapacidad a valerse por sí mismo; el sentimiento predomina en todos y cada uno, lo que su ejemplo nos enseña, es que siempre hay esperanza y que la satisfacción más grande en la vida es ayudar a los que más lo necesitan.

El Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) se creó el 29 de diciembre de 1959 ante la urgente necesidad de organizar la asistencia social privada, de reunir esfuerzos públicos y privados para atender con mayor eficacia a los abandonados en la sociedad. Por esta razón se instituyó como un organismo público descentralizado, conformado por la sociedad civil, la iniciativa privada y el gobierno.

La idea de crear el IJAS fue recibida con sumo entusiasmo por diferentes sectores de la sociedad civil y del gobierno porque permitía conjuntar visiones y orientar la labor para un fin más alto que cualquier interés particular.

Entre los impulsores para llevar a cabo esta idea se encontraba el entonces presidente municipal de Guadalajara, el licenciado Francisco Medina Ascencio, quien ya actuaba como un importante promotor de centros de capacitación y lavaderos municipales.

Este trabajo fue realizado y robustecido en el periodo del gobernador Juan Gil Preciado, un impulso que a su vez fue retomado posteriormente por el mismo licenciado Francisco Medina Ascencio cuando le sucedió en la gubernatura de Jalisco y por muchos otros filántropos ejemplares que han visto en este modelo de organización una manera efectiva de actuar a favor de la sociedad, sin importar hacia donde soplen los vientos políticos o los intereses de unos cuantos.

De conformidad con los artículos 54 y 55, fracciones I y X del Código de Asistencia Social del Estado de Jalisco, por derecho inicial del Congreso local, bajo el numeral 7432, de 29 de diciembre de 1959.

 

 

  facebook twitterlogo video_logo logo_email

Av. Magisterio No. 1499-A Col. Miraflores Guadalajara, Jalisco, México. C.P. 44260 Teléfono: 01 (33) 3819-5300 Horario: lunes a viernes de 9:00 hrs. a 15:00 hrs.